Click Here

Suscribite a nuestro newsletter

Ana Schmukler: “´Y las arañas de Marte´ nace de mi deseo de habitar a Ziggy Stardust y ser ese alienígena glam”

Charlamos con la actriz y creadora de la obra que se presenta los jueves a las 21hs en Casa Brandon (Luis Maria Drago 236). Las entradas se compran por Alternativa.

Charlamos con la actriz y creadora de la obra que se presenta los jueves a las 21hs en Casa Brandon (Luis Maria Drago 236). Las entradas se compran por Alternativa.

– ¿Cómo nace esta obra-recital-show? ¿De qué va el espectáculo?
– Y las arañas de Marte nace de mi deseo de habitar a Ziggy Stardust y ser ese alienígena glam, aunque sea por un rato. Fue después que encontré la pregunta que le da particularidad y rumbo al proceso de creación y montaje: ¿Para qué quiero yo tomar prestado a este personaje que creó Bowie? ¿Qué necesito decir a través de Ziggy?

La obra se construyó por partes, tomando algunas canciones de Bowie como disparadores para la escritura pero rápidamente encontrando un tono sumamente personal en el relato, casi de diario íntimo.Creo que el universo musical al que hace referencia sirve de excusa para indagar en aquellos temas que me interpelan a mí: el amor y la soledad, la búsqueda del éxito, la existencia de algo más grande y misterioso que nos contiene.

Y las arañas de Marte es un monólogo que dialoga permanentemente con el público, pasando de confesiones o relatos de sueños en la intimidad del camarín o de la nave espacial, a la exposición más grandilocuente en el frente del escenario. Con el avance de la obra, esta tensión entre los dos mundos se hace cada vez más evidente y los límites se desdibujan.

– ¿Qué te inspiró de David Bowie?
– En 1972, David Bowie crea y encarna a Ziggy Stardust. Ese personaje le da la posibilidad de componer un mundo a través de su música, y pudo ser más él mismo desde sus canciones y shows de lo que había sido antes en su carrera. Yo quise jugar a ser Ziggy, pero también descubrí muy temprano en el proceso que, a través de él, puedo hablar mejor desde mi. La obra se sostiene en ese doble movimiento, en que me apropio de algo ajeno para volver a mi misma de una forma más auténtica.

Además de que adoro su música y los universos que exploró a lo largo de su carrera, hay algo muy poderoso e inspirador en la libertad y el movimiento de un artista como Bowie, alguien que no tuvo miedo de reinventarse cuantas veces fuera necesario para poder darle espacio y voz a aquello que quería compartir.

– ¿Cómo está siendo la respuesta del público?
– En principio, ¡las personas del público han respondido siempre con mucha atención! Y eso es buenísimo.
Me divierte que al hacerla en el espacio de Casa Brandon y no en una sala más tradicional de teatro, la mixtura de escena-recital-show se hace más evidente y la gente puede «entrar» al mundo que proponemos sin demasiados cuestionamientos.

He tenido comentarios de fans de Bowie que están felices porque descubrieron algunos guiños o de personas que no conocen nada de ese personaje pero que igual conectaron con el material desde un lugar personal. Con el equipo de Y las arañas de Marte estamos muy felices con este encuentro con el público, ¡y esperamos seguir compartiéndolo mucho tiempo más!

Podés leer también

Comentarios

Suscribite a nuestro newsletter

Recibí todo sobre el acontecer teatral en tu mail.

Usamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestra pagina. Al hacer click en «aceptar», aceptás nuestra política de privacidad.