a

Suscribite a nuestro newsletter

La editorial del Instituto Nacional del Teatro publica “Se necesita un cadaver”, del tucumano Guillermo Montilla Santillán

La pieza del autor, director y actor se enmarca dentro de la colección "El País Teatral".

La pieza del autor, director y actor se enmarca dentro de la colección «El País Teatral».

El artista se formó en dramaturgia con maestros nacionales e internacionales como Leonardo Goloboff (CABA), Marina Pianca (Los Ángeles), Paul Hilton (Londres), Mar Rebolledo Calzada (Madrid) y Cecilia Propato (CABA).

Guillermo Montilla Santillán fue presidente de DRAMAT (Dramaturgos asociados de Tucumán) entre 2005 y 2008. Integró el grupo de dramaturgos No hay Drama. Sus textos se estrenaron en Tucumán, Buenos Aires, Bahía Blanca, Santiago de Chile, República de El Salvador, Bolivia, etc. Y en nuestro país algunas obras han sido editadas por Argentores, Instituto Nacional del Teatro, Dramat, Editorial Ananke y Corregidor. En 2000 fundó la Compañía teatral Silfos. Sobre «Se necesita un cadáver» escribió el actor y director Pablo Parolo en la contratapa del libro: “Se necesita una historia tan desopilante como los personajes que la habitan (un funebrero, un periodista, una recurrente viuda, una abogada y un notario). Se necesita una pluma ágil y punzante para construir esta comedia que por momentos reproduce magistral e impolutamente la narrativa del policial inglés, y en otros se permite la hibridación con canciones de Edith Piaf, o una sutil y subyacente tucumanidad. Guillermo Montilla Santillán deja entrever que esta decadente familia aristocrática, pese a su británica flema, bien podría reconocerse en el linaje vernáculo del noroeste argentino. El desbordante humor y lo absurdo de las situaciones se plasman en una serie de gags, juegos de palabras y rupturas en el tiempo y el espacio que dan al relato una dinámica atrapante, llevando al lector/espectador a disfrutar de este texto tanto por su ingeniosa construcción formal, como por lo que una lectura más profunda permite desentrañar de nuestra condición humana y de los valores morales que la sustentan”.

Podés leer también

Comentarios

Suscribite a nuestro newsletter

Recibí todo sobre el acontecer teatral en tu mail.

Usamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestra pagina. Al hacer click en «aceptar», aceptás nuestra política de privacidad.