Click Here

Suscribite a nuestro newsletter

“La omisión de la familia Coleman” cumple 15 años

La pieza de Claudio Tolcachir acerca de una familia disfuncional viviendo al límite de una disolución, que pasó de secreto a voces del teatro independiente a girar con su historia descarnada por más de 24 países, cumple década y media -ininterrumpida- en cartel.

La pieza de Claudio Tolcachir acerca de una familia disfuncional viviendo al límite de una disolución, que pasó de secreto a voces del teatro independiente a girar con su historia descarnada por más de 24 países, cumple década y media -ininterrumpida- en cartel.

Estrenada en 2005 en el teatro Timbre 4, la pieza es el retrato de una familia viviendo al límite de una disolución evidente pero secreta, conviviendo en una casa que los contiene y los encierra, construyendo espacios personales dentro de los espacios compartidos, cada vez más complejos de conciliar.

La pieza escrita y dirigida por Tolcachir recrea una convivencia imposible transitada desde el absurdo devenir de lo cotidiano, donde lo violento se instala como natural y lo patético se ignora por compartido. Y donde las preguntas «Todo lo que yo podría ser y hacer si yo no estuviera aquí», «¿Podría alguna vez no estar aquí?» y «¿Quién soy fuera de esta casa y de esta familia?» sobrevuelan implícitamente de manera constante.

Con el humor como salvoconducto del ahogo, los Coleman tienen la virtud (o la desgracia) de encarnar a todas las familias posibles y a la vez a ninguna. Su éxito internacional en más de 24 países delata, también, que ese clan disfuncional no es patrimonio argentino sino exponente universal (como espejo, como hipérbole, como fantasma) de los lazos posibles del mundo.

A 15 años de su estreno, en medio de la pandemia de coronavirus, Timbre 4 preparó actividades virtuales para celebrar la puesta que comenzó en un teatro independiente y boca a boca mediante escaló (en público, prestigio, funciones, festivales) hasta la avenida Corrientes, en el Paseo La Plaza primero y el Metropolitan Sura después, y a otros escenarios del mundo.

‘La omisión de la familia Coleman’ es mucho más de lo que hubiéramos podido imaginar en cuanto a resultados. La cantidad de viajes, la posibilidad de vivir de nuestra vocación, conociendo el mundo y recibiendo tanto reconocimiento es una alegría que nunca se nos naturaliza y nos sigue sorprendiendo», dijo Claudio Tolcachir, director, dramaturgo y creador de la sala y semillero teatral Timbre 4 en declaraciones a Télam.

«Pero lo que más me enorgullece -agregó- es haber podido, como equipo, compartir esta convivencia con alegría. Deseamos que mucha gente conozca nuestro trabajo. Lo que nunca termina es nuestro deseo de seguir juntos».

Hoy algunas cifras pueden ilustrar el éxito de la obra nacida en el circuito teatral off: en estos 15 años fue traducida a ocho idiomas, fue vista por más de 300.000 espectadores en más de 24 países y participó de 52 festivales internacionales.

Podés leer también

Comentarios

Suscribite a nuestro newsletter

Recibí todo sobre el acontecer teatral en tu mail.

Usamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestra pagina. Al hacer click en «aceptar», aceptás nuestra política de privacidad.