Click Here

Suscribite a nuestro newsletter

Las palabras de Rubén D’Audia, director del Cervantes, en “Día Mundial del Teatro”

El funcionario propone una reflexión sobre el “hecho teatral” y la nueva situación que nos toca vivir a raíz del aislamiento social

El funcionario propone una reflexión sobre el “hecho teatral” y la nueva situación que nos toca vivir a raíz del aislamiento social

Si pensáramos que el teatro es solo el encuentro de un grupo de artistas con su público dentro de un espacio físico que damos en llamar salas teatrales… ¿qué sucede con esta actividad cuando ésta situación entra en suspenso?, ¿deja de existir el teatro?, ¿también se suspende el estatus que cada quien posee en cuanto potencial público?¿Qué sucede con los actores, qué con las actrices?, ¿qué hacer con los textos que no podrán ser dichos desde un escenario hacia una platea? ¿Dónde se alojan las imágenes que nos provocan cientos de miles de escenas? ¿Dónde se instalan las miradas de los directores sobre sus elencos?

Todas preguntas, las anteriores, que bien podemos formularnos en esta pausa que nos genera el aislamiento social preventivo.

El Teatro, esa actividad humana tan antigua como nuestra civilización, ha sobrevivido a lo largo de siglos. Se ha sobrepuesto a la estupidez, la locura y esa impresionante capacidad de daño que posee el Hombre.

Por qué no ha desaparecido esa práctica intrínsicamente social, y no solo esto, por qué ha evolucionado a estadios que nosotros hoy, habitantes de la pos modernidad, contemplamos y disfrutamos cual si fuéramos aquellos lejanos ciudadanos griegos.

La o las respuestas, con seguridad, son tan variadas y numerosas, que hoy omitiremos su desarrollo.

Solo arriesgar la hipótesis que el arte de la representación es tan fascinante a nuestra vista, tan esencialmente humano y tan arraigado a la expectativa de lo divino, que seguirá existiendo y desarrollándose por el resto de nuestra existencia y hasta el fin de los tiempos.

Es simplemente por ello que hay que celebrar el Teatro. Y a quienes lo hacen. Quienes actúan y quienes observan. Quienes sufren por él y quienes disfrutan.

Celebremos, mientras esperamos salir de nuestros hogares y asistir a nuestra próxima obra.


Podés leer también

Comentarios

Suscribite a nuestro newsletter

Recibí todo sobre el acontecer teatral en tu mail.

Usamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestra pagina. Al hacer click en «aceptar», aceptás nuestra política de privacidad.